Saltar al contenido

Sueldos extralimitados

Con noticias del tipo que los eurodiputados se suben el sueldo más del doble, hace que se encienda la chispa que prende la llama en la sociedad general. A cualquier laboralista le parece desproporcionado e injusto que políticos cobren sueldos hiperinflados. En realidad la inmensa mayoría de personas no saben bien cual es el trabajo de un eurodiputado, sin embargo les basta conocer la cifra mensual que generan de ingresos por su trabajo para presentar su disconformidad. Aquí no voy a juzgar si el trabajo desempeñado por un eurodiputado se corresponde realmente con su sueldo autoatribuido, sino más bien el cinismo de las personas.


Es decir, se trata un poco de la propia envidia que provoca la ostentación de un cargo que si pudieran algunas también lo ejercerían, y no es que se subirían el doble del sueldo (de 4.000 a 8.000 euros mensuales) sino que si pudieran (si pudiéramos) se pondrían una paga de un millón de euros mensuales, más aparte incluidos gastos de dietas, desplazamientos y cualquier cosa que se nos ocurra. Pero es algo lógico, a la par que despreciable, es decir, si tu tienes la capacidad de incrementarte o disminuirte tu sueldo, ¿cuál de las dos opciones harías?


Pero como no estamos en esa situación y no somos más que simples trabajadores, pues lo que hacemos es quejarnos y en algunos casos denunciar este tipo de actitudes económicas tan poco solidarias para con los demás.


Sin embargo lo más ledeznable de todo es cuando alguien en buena situación socioeconómica sigue queriendo más, no le basta con lo que gana y se mete en asuntos turbios que estos si empañan mucho más su imagen. De todos modos parece que cuando les pillan con algunas actitudes despreciables parece no importarles demasiado, ciertamente no conocen la vergüenza que ello ocasiona, y pueden continuar con sus cargos sin problema alguno.